un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

TORRE DEL RELOJ (BELCHITE)


En el centro del pueblo de Belchite, junto a la Plaza vieja, se levantaba la iglesia de San Juan de la que solamente resta su torre, conocida popularmente como “Torre del Reloj”, denominación que ya utiliza Abbad Ríos en su “Catálogo Monumental de Zaragoza” para referirse a ella.

Nada se sabe en concreto sobre cuando fue construida esta iglesia, aunque tradicionalmente se ha venido sosteniendo que se edificó en el solar que ocupaba una antigua sinagoga judía o una mezquita. Solamente dos visitas pastorales del siglo XVI dan razón de la existencia del templo, una del 29 de mayo de 1568 en la que se mandan reparar las cubiertas ya que la iglesia se inunda cuando llueve, y la segunda del 8 de noviembre de 1586, donde se ordena a los jurados de la villa que en cuatro meses reparen la torre de la ermita de San Juan. Finalmente, en 1765 en un balance realizado por Agustín Rigal para la iglesia de Belchite se inscribe una llave nueva para la sacristía y un muelle para el volante del reloj. De todo lo anterior se pueden extraer dos conclusiones: en primer lugar, la torre ya existía a finales del siglo XVI y se encontraba deteriorada, y en segundo lugar, en 1765 ya estaba colocado el reloj. Se ignora la fecha en que la iglesia se cerró al culto. Madoz dice que “antes había una iglesia dedicada a este Santo (San Juan) que se ha convertido en teatro; todavía se conserva en su torre el reloj que hay en la población para servicio del vecindario”

1 2 3

Actualmente la torre, que se levanta exenta, fue salvada de la ruina total por una afortunada restauración que la ha consolidado en sus partes más deterioradas: cimientos y parte superior.

La torre es de pequeñas dimensiones, tanto en su planta cuadrada (3,5 metros de lado) como en altura (18 metros), y está formada por dos cuerpos que terminaban en un desaparecido remate piramidal. Al interior presenta estructura de alminar con machón central hueco y tramos de escalera entre ambos muros que se cubren con bóveda de arco rampante.

4 5 6

El cuerpo bajo se presenta liso hasta su parte superior en la que se desarrolla la decoración de ladrillo resaltado a base de esquinillas y cruces de múltiples brazos formando rombos.

7 8 9

Una primera banda de esquinillas compuesta por cuatro hiladas dispuestas al tresbolillo da paso a un paño de rombos de doble resalte, es decir, dispuestos uno sobre otro en distintos vuelos. A una segunda banda de esquinillas igual a la descrita le sigue otro paño de rombos, esta vez sencillos, para terminar con una tercera banda de esquinillas simples formadas por dos hiladas. Todavía son visibles restos de la doble imposta que separa este cuerpo del superior.

10 11

Esta decoración afecta a tres de los lados de la torre. En el centro de la fachada trasera se abrió un vano en arco deprimido doblado que destruyó parte de la decoración de la primera banda de esquinillas y del primer paño de rombos de doble resalte.

Del cuerpo superior apenas si quedan restos, habiéndose consolidado lo existente y completado con una estructura moderna que no deja lugar a dudas sobre donde termina lo original y comienza la reconstrucción. En este cuerpo, que en origen cumpliría las funciones de cuerpo de campanas, se abren en cada lado dos alargados vanos en arco de medio punto doblados, de los que solamente se conserva completo uno. También quedan restos de una banda de esquinillas al tresbolillo en la parte superior.

13 14

Sobre la colocación del reloj, únicamente sabemos lo ya citado al principio, su existencia a mitad del siglo XVIII. Para colocarlo hubo que destruir el doble vano geminado de su fachada principal, excepto la parte superior de sus arcos. Actualmente se conserva el espacio en el que se ubicaba.

16 17

Aunque hay quien fecha iglesia y torre en el siglo XV, tanto la cubrición de los tramos de escalera interiores a base de arcos rampantes como los motivos decorativos exteriores hacen pensar en una cronología próxima a la segunda mitad del siglo XVI. Tal vez coincidiendo con la reforma que se realizó en la iglesia de San Martín se aprovechó para levantar esta torre, colocándose el reloj en fecha incierta anterior a 1765. Dentro de lo hipotéticamente posible, si realmente la iglesia se edificó sobre la mezquita, no habría que descartar totalmente la posibilidad de la reutilización del antiguo alminar, al que se le añadiría el segundo cuerpo de campanas, que por cierto, denota claramente por el tipo de ladrillo, mucho más claro que el resto, ser un recrecimiento, éste sí que claramente se puede datar en el siglo XVI por sus vanos doblados.

 

 
Mapa interactivo de la Comarca del Campo de Belchite
 
Página de inicio