la guía on-line del arte mudéjar aragónes
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

IGLESIA DE SAN JUAN BAUTISTA (FUENDEJALÓN)


Situado en llano junto al barranco Reguero, Fuendejalón perteneció a la Orden de San Juan de Jerusalén desde el 29 de junio de 1257, fecha en que doña Constanza, estando en Huesca, dio a Giraldo, castellán de Amposta, este lugar pasando a depender de la encomienda de Mallén. De esta dependencia de la Orden Hospitalaría conserva la cruz de ocho puntas en su escudo y bandera. Destacan en su casco urbano la ermita de Nuestra Señora del Castillo, edificada en el siglo XVIII sobre el solar de la antigua fortaleza y la iglesia parroquial bajo la advocación de San Juan Bautista, construcción gótico-mudéjar de la segunda mitad del siglo XVI. Conocemos la fecha de construcción por la inscripción que figura en el paño central de la cabecera: “a 19 de Agosto de 1597”.

La fábrica se realizó a base de grandes sillares de piedra en su parte inferior y mampostería en el resto, algo no frecuente en la comarca donde estaba generalizado el uso del ladrillo que aquí se reduce a los aleros y cuerpos superiores de la torre. Al exterior se puede ver la disposición poligonal de la cabecera, la parte superior de los contrafuertes y las capillas alojadas entre los mismos. Sobresalen en el tejado de las correspondientes al lado sur dos linternas que fueron abiertas para dotarlas de iluminación al quedar cegados los óculos por la colocación de los retablos. El acceso al interior se abre en el segundo tramo de la fachada meridional mediante portada en arco de medio punto flanqueada por dos pilastras.

La torre se levanta adosada al último tramo del lado de la Epístola junto a la portada de entrada. De planta cuadrada, consta de dos cuerpos claramente diferenciados, el inferior con la base en piedra sillar y el resto en mampostería al igual que la fábrica del templo, y el superior de ladrillo, siguiendo la tipología de las torres mudéjares de la segunda mitad del siglo XVI.

2 3

A su interior se llega desde la iglesia a través de la escalera que conduce al coro. Su estructura varía a la par que los materiales de construcción: en el cuerpo inferior tiene un machón central hueco con la caja de escaleras discurriendo entre éste y el muro exterior; el cuerpo de ladrillo se divide en plantas con suelo de madera intercomunicadas a través de una escalera de caracol situada en un ángulo. Dentro de las torres mudéjares aragonesas del siglo XVI es la única que sigue este esquema de disposición de escalera de caracol y pisos superpuestos.

4 5

El cuerpo inferior se divide en tres pisos que van retranqueándose en altura. El primero de piedra sillar y los otros dos en mampostería, reservando la piedra para refuerzo de las esquinas. El cuerpo mudéjar sigue la misma disposición, con tres pisos que también se retranquean en altura, esta vez de forma más acusada, consiguiendo así una sensación de mayor altura.

6 7 8

Como corresponde a las torres mudéjares de época tan avanzada la decoración en ladrillo es escasa y repetitiva. En el primer piso se disponen dos vanos doblados en arco de medio punto con antepecho en el que abre un pequeño óculo. Todos ellos están cegados, tal vez para dar más consistencia a los pisos superiores donde se alojan las campanas. En época moderna se colocó un reloj en su fachada sur. Al igual que los otros dos pisos, se remata con una cornisa en ladrillo aplantillado bajo la que corre un friso de cerámica blanca y azul dispuesta en zig-zag.

9 10

Los dos pisos superiores siguen idéntico esquema compositivo, con dos vanos doblados en arco de medio punto en cada lado y antepecho donde abre un pequeño óculo, antepecho que ha desaparecido en los vanos del tercero para dar cabida a las campanas. Los arcos apean en una pilastra central en cada lado y en las cuatro que conforman los ángulos de la torre. La decoración se limita a bandas de esquinillas con pequeñas variaciones de uno a otro piso.

En el segundo piso se disponen en tres bandas, las dos inferiores al tresbolillo en dos hiladas dobles y la tercera, también doble en dientes de sierra. En el cuerpo alto solamente aparecen las dos inferiores al tresbolillo quedando liso el resto del muro. Lógicamente, al retraerse el muro también las bandas son más estrechas que las del cuerpo inferior. Pequeñas diferencias hay también en las bandas que ornamentan las enjutas de los arcos; mientras que en el cuerpo inferior se disponen tres hiladas dobles al tresbolillo en cada cajeado en el superior son dos en dientes de sierra. Ambos pisos terminan, al igual que el inferior, en cornisa de ladrillo aplantillado con fajas de cerámica blanca y azul dispuestas en zig-zag.

12 13

Se remata la torre en chapitel poligonal con vistosa cerámica vidriada dispuesta en escamas de pez.

La iglesia presenta nave única de cuatro tramos con cabecera poligonal de cinco lados, capillas entre los contrafuertes y coro alto a los pies. La tercera capilla del lado izquierdo o de la Epístola alberga la entrada al templo. Se ilumina la nave central mediante vanos en arco de medio punto con jambas acasetonadas que abren en todos los tramos de la nave por encima de las capillas excepto en el de los pies. La misma disposición se aplica en los paños de la cabecera menos en el paño central ocupado por el retablo mayor.

15 16

Cabecera y tramos de la nave se cubren con bóvedas de crucería estrellada con terceletes y combados al estilo tardogótico en el que se realiza la iglesia. Idéntica solución se aplica en capillas y sotocoro.

17 18

Los muros del presbiterio se cubren con un arrimadero de cerámica que parece posterior a la construcción de la iglesia. En cada uno de los paños la parte superior y los laterales presentan una composición vegetal y floral sobre fondo blanco, mientras que el interior se rellena con motivos también florales, predominando el color azul, al que acompañan blancos y marrones.

19 20

BIBLIOGRAFÍA ESPECÍFICA SOBRE EL LUGAR:

* HERNANDO SEBASTIÁN, Pedro Luís.- “Fuendejalón: patrimonio artístico religioso” Centro de Estudios Borjanos. Borja. 1998

* HERNANDO SEBASTIÁN, Pedro Luís y SANCHO BAS, Carlos.- “El arte mudéjar en la comarca del Campo de Borja” La Comarca del Campo de Borja  páginas 217-218.  Departamento de Presidencia y Relaciones Institucionales. Zaragoza. 2004

 

 
Mapa interactivo de la Comarca del Campo de Borja
 
Página de inicio