un recorrido por el arte mudéjar aragonés
webmaster: José Antonio Tolosa (Zaragoza -España-)

LA ALJAFERÍA (ZARAGOZA)

Introducción al Palacio de los Reyes Católicos


Las últimas restauraciones efectuadas en la Aljafería llevaron a la conclusión de que el palacio renacentista de los Reyes Católicos se limitó, en su mayor parte, a ocupar las estancias previas del palacio mudéjar, modificándolas mediante reformas interiores. Así, se unieron tres pequeñas salas para crear el gran Salón del Trono derribando los tabiques intermedios, o al contrario, de un gran salón se hicieron tres salas menores, las de los Pasos Perdidos. El palacio se completa con dos pequeñas salas o habitaciones situadas al Norte del Salón del Trono conocidas como Sala de las Deliberaciones y Sala de Santa Isabel, separadas por un patio de luces de origen mudéjar reformado posteriormente.

Las obras del nuevo palacio modificaron totalmente las estructuras situadas al norte del patio de Santa Isabel y al oeste del patio de San Martín. Esta readaptación de las nuevas alas conllevó también un cambio de orientación hacia el Este, tras modificar la fachada tomando la luz del patio de San Martín.

3 4

El único documento que permite hacerse una idea de cómo sería la parte sur del palacio, desaparecida por reformas posteriores, es el plano, datable hacia 1593, que se conserva en el Archivo de la Diputación Provincial de Zaragoza, en el que se aprecia la fachada de la nueva obra con un ventanal y galería superior similar a la conservada en el frente occidental; se completaría el conjunto con la gran galería que recorre la parte superior del lado norte del patio de Santa Isabel; se observa también en este plano la puerta principal lisa de ladrillo con un escudo de piedra de los Reyes Católicos sin la granada, que se colocó sobre la primitiva islámica.

5 6

La jerarquía de espacios en el nuevo palacio sufre un claro desplazamiento respecto a las estancias mudéjares, volviendo de alguna manera al planteamiento islámico, donde los espacios principales se estructuraban en torno al patio de Santa Isabel que vuelve a tomar un gran protagonismo.

Las obras de las nuevas estancias palaciegas se fechan aproximadamente entre los años 1488 y 1495, y se encuadran dentro del que se ha dado en llamar “estilo Reyes Católicos” en el que se funden tendencias estéticas que van desde el gótico final, pasando por un renacimiento incipiente, hasta aportes locales del arte mudéjar, constituyendo este Palacio de la Aljafería el mejor exponente de este estilo en Aragón.

8 9

Dos son los elementos más destacados de esta nueva obra: la heráldica y las techumbres. La primera se trata con detalle en la página siguiente y las cubiertas en cada una de las estancias correspondientes. En el palacio veremos cuatro tipos de techumbres diferentes: los techos de revoltones pintados al temple en la escalera y galería, los de casetones decorados entre vigas y traviesas en las Salas de las Deliberaciones y de Santa Isabel, el gran artesonado del Salón del Trono, y los taujeles de las Salas de los Pasos Perdidos. Como motivos decorativos principales todos presentan las enseñas y divisas de Fernando e Isabel, acompañadas en unos casos de motivos claramente renacentistas, como los grutescos, y otras de hojarasca de cardina y lazos mudéjares.

Al igual que en el palacio mudéjar, el plano-croquis inferior nos servirá para situar las diferentes estructuras y estancias del Palacio renacentista.

 

Mapa interactivo de la Comarca de Zaragoza
 
Página de inicio
Ver estadísticas